ProvdeAlicante

El brillo de la provincia de Alicante pierde fulgor

En los últimos meses han visto la luz tres informes que han analizado la situación económica y social de la provincia de Alicante y de la Comunitat Valenciana y la conclusión de todos ellos es tristemente coincidente: nuestra región y nuestra provincia pierden peso en el conjunto de la economía española y, por tanto, en la Unión Europea.

Este declive paulatino y  constante, que se refleja en los tres informes que presentan comparativas de numerosas estadísticas con otros territorios, es fruto de nuestra incapacidad para competir con los territorios que ofrecen mejores condiciones de vida y económicas a sus habitantes, y que en esa carrera estamos perdiendo las posiciones privilegiadas que ocupamos durante décadas.

El primero de estos informes al que me voy a referir es el titulado “Balance socio-económico de la provincia de Alicante 2003-2013, dirigido por el profesor Joaquín Melgarejo, Catedrático de Historio e Instituciones Económicas de la Universidad de Alicante, en el que he tenido el privilegio de colaborar junto a otros analistas como Francisco LLopis, Armando Ortuño, Arturo Jiménez y Francisco Javier Soria. Este estudio, impulsado por INECA, mantiene que la provincia de Alicante es uno de los territorios más competitivos y emprenderores de España y que entre 2003 y 2013 ha mantenido una posición destacada entre las cinco primeras provincias del ranking nacional por diversos indicadores, entre lo que destaca la aportación al PIB nacional, sólo superada por Madrid, Barcelona y Valencia, y muy recientemente por Sevilla.

El dinamismo empresarial es notable, puesto que todos los meses se general alrededor de 400 nuevos proyectos en la provincia, una buena cifra que tiene como contrapartida la escasa productividad media de las compañías alicantinas, como revela que  la provincia concentra el 38% de las empresas de la Comunitat Valenciana, pero su productividad está cinco puntos por debajo de este dato, debido a que también lo está el dato de producción per cápita de los trabajadores y el de inversión pública, tan directamente relacionado con el músculo de la economía, que está un 40% por debajo de la media nacional.

Este documento incorpora como interesante aportación un Indicador de Oportunidad Empresarial, concebido como un valor resumen que permite comparar, de forma estimada, las ventajas y desventajas para las actividades económicas de la provincia de Alicante con respecto a otros territorios. Para ello han seleccionado variables estadísticas que son relevantes para favorecer la actividad empresarial o para atraer nuevos negocios.

Esta innovación en la medición ha dejado al descubierto que, aunque algunos datos sitúan a la provincia en una posición privilegiada dentro del panorama nacional, la realidad en su conjunto es bien distinta, puesto que la provincia ocupa una posición inferior a la media nacional debido a que nueve de los trece indicadores que se han contabilizado no alcanzan la media española. De toda la lista Alicante sólo tiene datos positivos en atención sanitaria, el valor empresarial, el compromiso social y democrático, pero no alcanza los valores estatales medios en otros muchos como formación, mercado de trabajo, dinámica poblacional,  inversión municipal y entorno financiero, en los que está por debajo de la posición 40 de las 50 provincias evaluadas. El dato es más preocupante si se tiene en cuenta que  en estos diez años la provincia ha perdido siete posiciones en el ránking del Indicador de Oportunidad Empresarial y ha pasado del puesto 27 de 2003 al 34 con el que cerró 2013.

Alicante, reflejo de la autonomía

A esta foto de la provincia que pierde intensidad cromática se superpone la de la Comunitat Valenciana, que sigue la misma tendencia como queda recogido en el informe sobre los últimos 25 años de la región que ha publicaco el Instituto Valenciano de Investigaciones Economicas (Ivie) con motivo de la celebración de su primer cuarto de siglo de existencia.

Este documento confirma que en este periodo el PIB per cápita de la Comunitat Valenciana ha crecido un 27% frente al 38% que ha aumentado el de España y que la tasa de paro  es 8,2 puntos superior a la de 1990 y 1,2 puntos superior a la española. A estos dos datos demoledores añade otros como: la productividad del trabajo de la economía valenciana es baja y crece poco, lo que la sitúa un 9% por debajo de la media española; el mayor impacto de la crisis ha alejado a la Comunidad Valenciana un 11% de la renta per cápita media de España; el gasto público por habitante es un 20% inferior a la media y la financiación autonómica es insuficiente.

El documento pone de manifiesto que desde 1990 la población ha aumentado un 28%, 9 puntos más que la española (19%), debido a la fuerte inmigración durante los años de la expansión económica, aunque  desde hace 4 años hay una sangría de efectivos en términos absolutos.

Señala también que los niveles de productividad del trabajo son inferiores a los de España y que en 25 años sólo se ha incrementado un 15% en la Comunitat,  cinco puntos menos que en España.  Esto sucede en un marco en el que esfuerzo en I+D ha sido y es insuficiente para llegar a la media nacional y que en las exportaciones han perdido tres puntos sobre la cuota global de las ventas al exterior del conjunto de España, con respecto a 1990. El escenario negativo se completa con un 20% menos que la media nacional en infraestructuras y equipamientos sociales y culturales; y un endeudamiento que ha crecido hasta los 40.000 millones debido a la infrafinanciación a pesar de gastar menos que la media. Sólo el turismo se muestra con unos resultados francamente positivos.

La tercera radiografía del abatimiento de nuestro espacio económico y social la ha publicado hace unos meses la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) bajo el título “Caminos para mejorar la competitividad de las empresas valencianas”. Se trata de un informe analítico, pero también propositivo, que ha centrado su atención en detectar las debilidades competitivas de las empresas de nuestra autonomía, entre las que ha destacado: su reducido tamaño, su especialización en actividades poco intensivas en conocimiento, la insuficiente

Internacionalización la escasa penetración del capital humano, la limitada profesionalización de la dirección,  el sistema financiero, las infraestructuras, un sistema educativo y de investigación que no conecta bien con lo que demandan las empresas, así como una Administración pública escasa de recursos e ineficaz a la hora de desarrollar políticas favorables a las iniciativas empresariales.

El documento recoge que en estos años se ha avanzado poco en los tiempos de bonanza puesto que se puso el foco en el núcleo de actividad para centrarse en actividades de “rentabilidad inmediata”. Añade que las regiones más avanzadas poseen un porcentaje mayor de empresas situadas en un nivel evolutivo superior: son más grandes, más rentables, más sólidas financiera y organizativamente, más profesionalizadas e innovadoras, y están mejor conectadas con las redes de conocimiento mundial. Por el contrario las empresas de la Comunitat tienen dificultades de todo tipo para dar el salto al siguiente estadio de evolución, por lo que propone romper la inercia actual y realizar una apuesta decidida y generalizada por la formación, una apertura de miras y una mejor y más profesionalizada dirección de las empresas.

El tiempo, el escaso peso político de la provincia y de la autonomía, los desequilibrios históricos en la inversión regional y nacional, el déficit de financiación y el escaso uso de los recursos más capaces de generar valor, la falta de financiación, el individualismo a ultranza entre otras cuestiones, son hándicaps que habrá que superar de inmediato para que la provincia no pierda el tren del futuro y pase de ser una tierra de promisión a un territorio deprimido y sin porvenir para las generaciones venideras.

Artículo publicado en el anuario de la Asociación de la Prensa de Alicante 2015

Etiquetas:
,
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies